lunes, 16 de julio de 2018

» Fondo documental » Detalle de documento


SEDE AVILÉS:
Plaza Pedro Menéndez, 3 - 3º B
33402 Avilés (Asturias)
Tel: 985 56 80 61
985 52 07 73
Fax: 984 05 28 13

Premio autonom@s 2005
"Empresa joven e innovadora"
FAPEA



Certificada con
el sello e-empresa
Empresa certificada con el sello e-empresa



Red Pacto Mundial
Naciones Unidas
Red pacto Mundial Naciones Unidas



Firmante del
Charter de la Diversidad

Firmante del Charter de la Diversidad



Web promovido por Aviles Ciudad Digital



25/06/2015
Un autónomo que trabaja en casa puede deducir los gastos de luz y agua de su vivienda

Así lo establece una novedosa sentencia que contradice el criterio de Hacienda.

El TSJ de Madrid considera que una parte de los gastos de suministros (agua, luz, gas, teléfono) de la vivienda en donde un autónomo reside y además lleva a cabo su actividad profesional, pueden deducirse en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Para la Sala no resulta lógico negar la deducción de aquellos suministros sin los que no es posible desempeñar un trabajo.

Así pues, como no es factible determinar el consumo que corresponde a cada uno de los fines a los que se destina el piso (vivienda y lugar de trabajo), ha de permitirse deducir los gastos de suministros en la parte correspondiente al porcentaje de afectación a la actividad económica, al igual que ocurre con los gastos inherentes a la titularidad del inmueble, no siendo admisible supeditar la deducción fiscal a la vinculación exclusiva del suministro a la actividad.

De esta forma, el fallo de la STSJ Madrid 10/03/2015 contradice el criterio de Hacienda, plasmado en la consulta de la Dirección General de Tributos, de 17 de abril de 2007 que considera que solo son deducibles los gastos derivados de estos suministros cuando los mismos se destinen exclusivamente al ejercicio de la actividad, sin que pueda aplicarse ninguna regla de prorrateo. En la misma consulta vinculante, Hacienda sí considera deducibles los gastos derivados de la titularidad de la vivienda, como son los de amortización, IBI, tasa de basuras, comunidad de propietarios en la parte proporcional a la parte de la vivienda que se utilice para el trabajo.

Como consecuencia del fallo de esta sentencia, se da la razón a una contribuyente que había visto rechazada su autoliquidación por IRPF por la que se le debían devolver 11.116 euros, habiéndole practicado la Administración una liquidación provisional por la que se le devolvían 1.265 euros denegándole la deducción de los suministros de la vivienda habitual en la que desarrollaba su actividad laboral.

<Volver