lunes, 16 de julio de 2018

» Fondo documental » Detalle de documento


SEDE AVILÉS:
Plaza Pedro Menéndez, 3 - 3º B
33402 Avilés (Asturias)
Tel: 985 56 80 61
985 52 07 73
Fax: 984 05 28 13

Premio autonom@s 2005
"Empresa joven e innovadora"
FAPEA



Certificada con
el sello e-empresa
Empresa certificada con el sello e-empresa



Red Pacto Mundial
Naciones Unidas
Red pacto Mundial Naciones Unidas



Firmante del
Charter de la Diversidad

Firmante del Charter de la Diversidad



Web promovido por Aviles Ciudad Digital



07/01/2015
Importante modificacion en el Impuesto Sucesiones para No Residentes

La Ley 26/2014, de 27 de noviembre, por la que se modifican la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2004, de 5 de marzo, y otras normas tributarias (BOE 28/11/14), establece una importante modificación del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD) aplicables a los no residentes que tengan su residencia en un país de la Unión Europea (UE) o del Espacio Económico Europeo (EEE).

El nuevo tratamiento de los no residentes, que tengan su residencia en un país de la UE o del EEE, trae causa de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, de 3 de septiembre de 2014, en el asunto C-127-12, que estableció que España vulnera los artículo 63 del Tratado de Funcionamiento de la UE, relativo a la libertad de movimiento de capitales y 40 del Acuerdo de la EEE, por extensión del anterior, por lo que debía de modificar su legislación para dar cumplimiento al fallo de dicha Resolución.

Teniendo en cuenta dicha Sentencia, el Estado español, en la disposición tercera de la Ley por la que se modifican la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, aprobado por el Real Decreto Legislativo 5/2004, de 5 de marzo, y otras normas tributarias, ha incluido en su disposición final tercera una modificación de la disposición adicional segunda de la Ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

La modificación consiste en establecer un régimen especial para los no residentes en España, que sean residentes en un país de la UE o del EEE, y que consiste en igualar su tratamiento con el de los residentes en España, en concreto, cuando el causante de una sucesión mortis causa sea no residente en nuestro país, los sucesores podrán aplicarse la normativa de la Comunidad Autónoma (CA) en la que estén situados los bienes que representen el mayor valor de la sucesión y, si no hubiera bienes en España, la normativa de la CA en la que resida cada causahabiente.

Cuando el causante de la sucesión sea residente en nuestro país, se podrán aplicar la normativa de la residencia del causante.

En cuanto a las donaciones, si son de inmuebles, los adquirentes podrán aplicarse la normativa de la CA en la que estén radicados dichos bienes, si se tratara de bienes inmuebles que estén situados en países de la UE o del EEE, los contribuyentes que residan en España podrán aplicarse la normativa de la CA en la que residan.

Por último, cuando se trate de adquisición gratutia e inter vivos de bienes muebles, los contribuyentes no residentes, que sean residentes en un Estado miembro de la UE o del EEE, tendrán derecho a la aplicación de la normativa propia aprobada por la CA donde hayan estado situados los referidos bienes muebles un mayor número de días del período de los cinco años inmediatos anteriores, contados de fecha a fecha, que finalice el día anterior al de devengo del impuesto.

Además de las reglas anteriores, se establecen, asimismo, qué contribuyentes se consideran residentes de las diversas CCAA y una regla para evitar la supresión de la progresividad del tributo si se incluyen varias transmisiones en su solo documento con bienes en varias CCAA.

Por otra parte, para todos los obligados tributarios por el ISD que tengan que cumplir sus obligaciones fiscales con la Administración tributaria del Estado, se impone de forma obligatoria la autoliquidación de este tributo

Todas estas modificaciones entrarán en vigor el 1 de enero de 2015, que es la fecha de entrada en vigor de la Ley de reforma del IRPF y del IRNR.

<Volver