martes, 18 de septiembre de 2018

» Fondo documental » Detalle de documento


SEDE AVILÉS:
Plaza Pedro Menéndez, 3 - 3º B
33402 Avilés (Asturias)
Tel: 985 56 80 61
985 52 07 73
Fax: 984 05 28 13

Premio autonom@s 2005
"Empresa joven e innovadora"
FAPEA



Certificada con
el sello e-empresa
Empresa certificada con el sello e-empresa



Red Pacto Mundial
Naciones Unidas
Red pacto Mundial Naciones Unidas



Firmante del
Charter de la Diversidad

Firmante del Charter de la Diversidad



Web promovido por Aviles Ciudad Digital



13/01/2005
PONENCIA " DESCUBRIENDO EL YO EMPRENDEDOR"


PONENCIA: Descubriendo el YO EMPRENDEDOR
Autor: Mª Luisa de Miguel
Club de Prensa de la Nueva España de Oviedo.
13/01/05

Todo en algún momento de nuestras vidas hemos emprendido alguna acción ( organizar el viaje de fin de curso, organizar un campeonato de baloncesto, recaudar fondos para alguna causa, organizar un festival, obra de teatro, una fiesta de nochevieja) pero en ese momento no analizamos todo lo que encerraba o implicaba, porque lo hacíamos por diversión, de forma natural, sin sensación de esfuerzo, de obligación.
Pero en esas pequeñas cosas que forman parte de la vida de cualquier persona, se encierran alguna de las características de lo que tanto hemos oído denominar espíritu emprendedor, más o menos desarrollado en unas personas que en otras pero del que seguro que hay indicios en todos nosotros si rastreamos en nuestra historia personal o profundizamos en el conocimiento del yo.
La definición de lo que es un emprendedor no está consensuada, pues encontramos notas o caracteres en unas que no aparecen otras, hay quién lo vincula a la creación de empresas, pero en realidad ser emprendedor es ser una persona con determinadas características personales como : MOTIVACIÓN, SEGURIDAD, AUTOCONFIANZA, VISION DE FUTURO, ORIENTACIÓN A LA ACCION, PERSISTENCIA Y TENACIDAD, RESOLUCIÓN, INICIATIVA.... .
Seguramente que cada uno de nosotros identificamos alguna de ellas como propias, y si no simplemente tenemos que realizar una labor retrospectiva e introspectiva para buscarlas, porque mi experiencia en el trabajo con personas ( emprendedores, empresarios/as, empleados) me ha demostrado que hay un alto % de ellas que no se identifican como emprendedoras y que sin embargo en sus actitudes y en sus acciones pasadas han actuado o actúan como tales.
A veces estamos demasiado empeñados en descubrir ideas, en descubrir oportunidades de negocio, en encontrar la forma de ganar dinero sin esfuerzo y en poco tiempo, y nos olvidamos de descubrirnos a nosotros mismos, y es en esa falta de conocimiento de uno mismo donde probablemente resida la explicación de tantos fracasos personales y tantas infelicidades.
En un mundo presidido por lo inmediato y lo rápido, todos nos pasamos el tiempo actuando sin reflexionar si lo actuado es lo que queremos, que implica, a que conduce, que obtenemos, si compensa, se actúa según tendencias, corrientes imperantes, según lo que hacen otros, lo que dicen otros o lo que según otros debemos hacer, y nos olvidamos de nosotros mismos. Asi no es extraño encontrar en estos momentos gente que te dice que lleva trabajando 15 años como asesor financiero y que se ha dado cuenta que no le gusta y no es lo que quería, que él quería ser actor, por poner un ejemplo.

La vida solo se vive una vez y el tiempo pasado no se recupera, por eso ahora que vais a empezar una nueva etapa en vuestras vidas, en la que tendréis que emprender un camino ( seguir estudiando, trabajar en una empresa, crear vuestra propia empresa, no hacer nada..) yo os diría que os tomarais un tiempo para descubriros a vosotros mismos ( como soy realmente, que me gusta, con que disfruto, como me imagino dentro de 10 años, cuales son mis cualidades y donde puedo desarrollarlas, que espero obtener de la vida, cuales son mis defectos y que consecuencias implican) porque mi YO tiene que actuar con otros YOS que están en el mundo y que están construyendo también su vida.
En este conocerse a sí mismo, del que ya hablaba SÓCRATES, debemos desprendernos de todos nuestros clichés, prejuicios, miedos, y no dar nada por sentado o sabido, como decía también el filósofo la posición de partida es SOLO SÉ QUE NO SE NADA, y a partir de ahí empezar a preguntarnos y cuestionarnos para llegar al verdadero YO el que realmente soy y con él empezar el camino. Si me olvido de mí mismo probablemente no consiga disfrutar con lo que hago, y probablemente también no lo haga bien y el fracaso me estará acechando en cada esquina.
Esta labor de descubrimiento no para nunca, debe estar siempre presente en nuestras vidas, para no perdernos en un recodo del camino, nunca debemos perder la capacidad de sorprendernos a nosotros mismos, ni de descubrir nuevas posibilidades oportunidades, éstas están para explorarlas y luego decidir si son realmente oportunidades en el momento en que se presentan, si son para mi o si me llevan a donde quiero llegar. Lo importante es tener en cada momento la conciencia y la cosciencia de donde estoy, porque y como estoy e ir readaptando nuestra posición en función de las variaciones que experimentamos interna y externamente.
En realidad en esto probablemente consista gestionar una empresa, en conocer la organización por dentro en cada momento, sus posibilidades y capacidad de desarrollo e interactuar con el entorno, el mercado que va cambiando y que nos va ofreciendo oportunidades.
Volviendo a las características que hemos destacado como definitorias de un emprendedor, seguro que todos estamos de acuerdo que MOTIVACIÓN, AUTOCONFIANZA, ORIENTACIÓN A LA ACCION, TENACIDAD, INICIATIVA, son rasgos que todos consideramos necesarios para la vida misma, para ser padres, para trabajar para otros, si queremos hacer algo y hacerlo bien.
Por ello distingamos de antemano emprendedor de empresario, y tengamos claro que ser emprendedor se puede desarrollar en muy distintos ámbitos y que en todos ellos se necesita gente con ganas de hacer cosas y de hacerlas bien, gente responsable, con iniciativa, perseverante, que resuelva situaciones y no se quede a la expectativa, pues las organizaciones ( empresas, entidades no lucrativas, administración ) y la propia sociedad está ávida de contar con este perfil de personas pues son las que hacen crecer, mejorar, avanzar.




Lo importante ahora es que identifiquéis vuestros verdaderos anhelos y deseos, las actividades o trabajos con los que realmente disfrutáis y donde queréis veros dentro de unos años y analicéis la realidad que os rodea y vuestros puntos débiles y fuertes, así como la formación, habilidades y competencias con las que contáis, y a partir de ahí diseñéis vuestra propia carrera profesional y la emprendáis con realismo, responsabilidad y confianza.
Este actividad de planificación refuerza la seguridad y confianza en uno mismo porque lo que son ideas y anhelos se convierten ya en planes por escrito pasando el filtro de lo ideal a lo real, cuando planificamos por escrito estamos en cierta forma realizando una labor de autocrítica sobre nosotros mismos o sobre nuestra idea, y tanto se reafirmamos nuestras posiciones iniciales como si tenemos que cambiar o modificar alguna el resultado es una sensación de mayor confianza y autoestima porque manejamos más información, porque hemos evaluado, contrastado. HEMOS APRENDIDO
Esta planificación personal es similar a la elaboración de un plan de negocio, algo que se considera esencial para poner en marcha una empresa o cualquier proyecto, porque reduce la incertidumbre, la inseguridad y el fracaso. En mi opinión el plan de negocio más elaborado y más viable de nada sirve si su promotor no se ha analizado primero a sí mismo, un proyecto es una continuación de una persona o personas y si no hay sintonía entre ambos no va a funcionar. No debemos olvidar que para alcanzar el éxito, el que cada uno nos hallamos fijado, debemos contar con una estrategia a largo plazo, y que esa estrategia debe incorporar nuestra visión personal, puesto que somos nosotros los motores que van a hacer funcionar la maquinaria que nos ayuda a alcanzar las metas fijadas, es la que nos guía en la toma de decisiones.
Para finalizar, vuelvo al origen, a ese momento en el que os embarcasteis en realizar alguna actividad en la que no sentisteis que estabais emprendiendo algo, porque lo hacíais de forma natural, sin esfuerzo, sin sensación de obligación, en definitiva porque DISFRUTABAIS CON LO QUE ESTABAIS HACIENDO, para que recordéis que eso no tiene porque acabarse, que el trabajo no tiene por que ser sudor y lágrimas para ser trabajo, que es posible y además beneficioso disfrutar trabajando.
Y parece que las corrientes más actuales e innovadoras sobre el rendimiento laboral de las personas acunan estas teorías del esfuerzo lúdico o el ENGAGEMENT, un estado mental positivo en el que desplegamos toda nuestra energía en el trabajo, deseando invertir esfuerzo en el trabajo que estamos realizando, incluso cuando hay dificultades, aportando dedicación e implicación, pues a cambio recibimos significación, entusiasmo y orgullo por lo que estamos realizando. Estas teorías identifican el alto rendimiento con disfrutar trabajando, porque cuando disfrutamos trabajando liberamos todo nuestro potencial y nos olvidamos del tiempo y de la tarea para disfrutar del proceso de hacer y hacer bien.
Para vosotros este momento es un buen momento en el que pensar en vosotros mismos, lo que sois, donde estáis, lo que queréis y comenzar a planificar vuestra carrera profesional en base a vuestro YO, ninguna pérdida es tan grande como la pérdida de uno mismo.



Fdo.: Mª Luisa de Miguel
COUNCIL-CONSULTORES

<Volver